Representación de colores en el sistema de coordenadas HSV

   

    Jorge Igual García

RESUMEN:

Un color se puede representar en varios sistemas de coordenadas. El más popular es el RGB, es decir, un color como combinación de rojo, verde y azul en las proporciones adecuadas. Otro es el HSV: H es el tono, representado por un ángulo (en nuestro caso un número entre 0 y 1, correspondiendo a 0 y 360 grados respectivamente); S es la saturación o pureza del color medida en % (en nuestro caso entre 0 y 1, correspondiendo a 0% y 100% respectivamente) y V es el valor o brillo del color (en nuestro caso entre 0 y 1, correspondiendo el 0 al negro y el 1 al blanco). Una S alta implica un color muy puro (por ejemplo, un rojo saturado frente a un rosa); un valor de V alto denota un color muy luminoso (un rojo brillante frente a un rojo oscuro); el valor de H denota el color dominante (según el ángulo podemos anticipar qué color se trata).

ESTRUCTURA:

Introducción: un pixel se suele indicar con las componentes rojo, verde y azul (RGB). Sin embargo, en ocasiones puede ser más interesante representarlo en otro sistema de coordenadas. Uno de los más populares es el HSV, pues resulta muy intuitivo. H es el tono, representado por un ángulo; S es la saturación o pureza del color medida en % y V es el valor o brillo del color. Una S alta implica un color con poco blanco (por ejemplo, un rojo saturado frente a un rosa); un valor de V alto denota un color muy luminoso (un rojo muy claro frente a un rojo oscuro); el valor de H denota el color dominante (según el ángulo podemos anticipar qué color se trata).

Objetivo-conclusiones: el objetivo de este objeto de aprendizaje es entender qué significa cada componente del sistema de coordenadas HSV. Si mantenemos H y S constantes y aumentamos V veremos que el color representado mantiene la misma tonalidad pero se va haciendo más brillante. Si mantenemos H y V constantes y aumentamos S veremos que el color se va haciendo más puro. Si mantenemos S y V constantes y aumentamos H veremos que el color va cambiando de tonalidad. A la conclusión seremos capaces de intuir el color que visualizaríamos sin necesidad de observarlo simplemente conociendo las componentes HSV, como nos suele ocurrir de manera intuitiva con otros sistemas a los que estamos más habituados como el RGB.

INSTRUCCIONES:

Cambiando el tono H cambia el color dominante. Cambiando la saturación S el color se hará más o menos puro, por ejemplo un rojo o un rosa. Cambiando el brillo V el color se hará más o menos brillante.

                    

tono
(entre 0 y 1) H



saturación
(entre 0 y 1) S



brillo
(entre 0 y 1) V




 
 

© Área de Sistemas de Información y Comunicaciones - 2019